3er Aniversario


Cumplimos 3 años! 36 meses de trabajar, de conocernos, de ser independientes. 36 meses de ser mi propia jefa, de hacer marketing y atención al cliente. Sin duda, jamás pensé que llegaríamos tan lejos, ni formaríamos una comunidad tan bella.


Y que he aprendido?


Muchísimas cosas, y quisiera compartirles un poco. Ya sea que estés planeando abrir un negocio pequeño, o solo te quieres enterar del chisme.


1. No uses las tijeras de tela para otra cosa que no sea tela. Parece chiste pero no las dejes al alcance de tu familia, cortar papel es una forma excelente de arruinar tus tijeras de cortar tela. No me preguntes porque, simplemente ahora lo sé.


2. Lo barato sale caro. Tanto para tu negocio directamente (como la tela fea), como para tus clientes. A veces veras que tus clientes consentidos se van con la competencia, en mi caso siempre regresan, y no hay nada mejor que regresen y te digan "perdón, me aloque" jajaja tengo a los mejores clientes.


3. Eres humana, y vas a cometer errores. Que no me ha pasado? He mandado paquetes a direcciones equivocadas, le he puesto cierres a fundas que no llevan cierres y viceversa, he cosido chueco, una vez mande una funda sin cerrar. Lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con el cliente y preguntarle que quieren hacer. Les digo, que mis clientes son los mejores, y cuando cometo estos errores, suelen ser muy lindos y comprensivos.


4. Te vas a equivocar... y se van a enojar. También están los que nada les parece. Y entiendo, lo cuentas como te va en la feria. Una vez recibí un correo que iniciaba con "aprecio su intento de ser mejores" y terminaba con "ni modo, les voy a seguir comprando porque son los únicos" (para no hacérselas larga y que se enteren, era queja de paquetería), me han dicho que tengo cara de sangrona (no es la palabra, pero OUCH!), me han preguntado si hago las cosas a lo estúpido, me han exigido reembolsos porque su paquete lleva 5 días desde que fue enviado, me han pedido el dinero creyendo que ya está perdido. Y aunque han sido los menos que toman esta actitud, siempre van a haber algunos.


5. Todos quieren ser influencers. AGUAS! Al mes he de recibir, por lo menos, 5 personas que dicen ser influencers, pidiéndome productos gratis. Tengo que admitir que admiro la forma en la que piden las cosas, que padre ser así! Me ha tocado el booktuber que nadie conoce pero dice tener miles de miles de seguidores, la tiktoker que acaba de crear su cuenta en instagram pero me va a promocionar en tik tok (sin tener nada que ver con libros) y fotógrafos de productos que quieren tomarle fotos "gratis" a mis productos si les mando una bibliosmia. A estas personas les digo que por lo menos me sigan jajaja y que prueben a participar en el rep search, y listo! no lo hacen jamás y me dejan de seguir. No lo niego, si he mandado productos gratis a personas que tienen grandes seguidores e interacciones (Clau y Valentina, les debo todo!) y a personas que decían ser grandes nombres dentro de la comunidad... y al mes me dejaron de seguir.


6. Te van a copiar. Bueno, como diría mi padre, ya nada es nuevo en este mundo, pero tienes que encontrar tu nicho. Obviamente no me puedo dar el lujo de decir que las fundas para libros fueron mi idea, porque hay muchas otras tienditas a nivel mundial que llevan más tiempo que yo. Si puedo decir que fui la primera en México, y que la idea de usar hule espuma es 100% mía (porque en otros lados usan otro tipo de espuma mucho más compacta y delgada, que se usa en bolsas, y que la verdad no pude encontrar hace 3 años). Me disgusta copiar ideas y mucho mas arte. Y me disgusta mucho mas ver como hay algunas personas que lo hacen y a sus clientes no les importa. Siempre hay que encontrar lo que te hace especial y diferente a tu competencia.


7. Ten cuidado con la gente que conoces en redes sociales. Sonara a advertencia de mamá pero viene de la mano con el punto 6. Durante estos años han habido muchas personas que quieren saber de dónde saco mis materiales. Y la respuesta siempre es no. No tengo problema con compartir "secretos", como por ejemplo, cómo funciona Correos de México, o de donde sacas las guías, por el simple hecho de que a mi nadie nunca me lo dijo y me tropecé varias veces. Pero siempre van a haber gente que usa sus perfiles personales para volverse tu "amiga" y al poco tiempo ya sacaron una tienda de lo mismo que tu, agenciándose el titulo y bloqueándote.


8. Guarda tus secretos. No es por ser envidiosa, pero hay que ser inteligente. Si hay algo que te separa de tu competencia, porque vas a dárselo? No es cuestión de "me quieres dañar", para nada, pero si quisieras podrías encontrar la información en internet, de la misma forma que una la encontró. Porque tengo que dar todas las horas que paso buscando telas y patrones de a gratis? Es, en mi opinión, lo mismo que pasar apuntes, y si, entiendo lo de "todos vamos al mismo lado" pero porque tengo que ayudar a alguien que podría hacerlo solo pero no quiere?


9. La gente NO LEE. No sé si se habrán dado cuenta de los 3 diferentes banners que tiene la pagina diciendo que nos tardamos de 7 a 10 días hábiles en sacar pedidos? Bien, pues a la semana sacamos alrededor de 20-30 pedidos y por lo menos 3 personas a la semana me mandan correo con un "y mi pedido?". O mis favoritos, por lo menos 5 personas a la semana me mandan DM preguntando precios y como se compra, aunque pongo todos los datos en CADA POST que hago. Y lo realmente gracioso es que las fundas son para personas que leen libros pero bueno, hay que tenerlo en cuenta.


10. No lo tomes personal . A veces te van a mandar DMs/correos bastantes agresivos. Tomate un respiro, cierra la aplicación y piensa antes de escribir. Platícalo a quien más confianza le tengas. Vuelve a respirar y no lo tomes personal. En México tenemos muy fuerte el "el cliente tiene la razón" pero si tienes un pequeño negocio, sabes que no siempre! Lo mejor que puedes hacer es apartar un poco de dinero, digamos el 10% para devoluciones, reenvíos y perdidas, y así nadie se preocupa.


11. A la gente no le gusta pagar envíos. Como cliente y como dueña de un micro negocio, puedo decirte que simplemente no le parece a nadie pagar $100 pesos de envíos. (por eso ofrecemos tantas opciones). Lamentablemente, la llegada de Amazon y las paqueterías privadas nos ha acostumbrado a querer todo ya y sin pagar el envío. Lo entiendo, de verdad que sí, pero también recuerda que pagas la membrecía Prime (así que no es "gratis"), y alguien paga el envío en paqueterías privadas (como que tu producto realmente cueste menos). Con Correos de México no hemos tenido malas experiencias, a pesar de la mala reputación que tienen. Si, tardan pero no pierden las cosas (no hablaremos de envíos internacionales) y los paquetes, aunque si llegan golpeados, no nos han llegado reportes de que llegan abiertos o faltándoles cosas (que si pasa en Estados Unidos, donde pagan más por el servicio).


12. No somos Amazon y no nos podemos hacer responsables de todos los envíos. Volvemos a lo mismo, estamos muy acostumbrados a querer todo "peladito y en la boca" y haciendo alrededor de 100 envíos al mes, no puedo monitorear que todos lleguen a donde deben, cuando en ocasiones ni le ponen colonia y una tiene que andar buscando en que ciudad viven para poder enviar el paquete. De la misma forma no nos podemos hacer responsables si el seguimiento dice "puesta en ventanilla" y el cliente tiene que ir por ella, o peor, ni se entera y después es mi culpa que los regresen y tengan que volver a pagar el envío. Creo que ya saben de que tratan los correos que recibo jajajaja


13. Un descuento vuelve locos a tus clientes. No hay nada que odie más que poner descuentos en mi tienda, y más en esta época porque todo está subiendo de precio y mi margen de ganancia es menos. pero tampoco hay como negarlo, el descuento enloquece a todos. Aunque te ahorres $10 pesos, vas a usar el descuento. Lo que no se vale es que vayas por el mundo diciendo "no hay descuento por ser nueva clienta/paso la mosca?", porque no lo haces con Amazon, y se siente feo que no consideren tu trabajo.


14. Encontrar un buen bazar es muy difícil. Bien, yo creo que a lo largo de estos 3 años hemos estado en 5 bazares. Uno cuyo nombre no recuerdo pero apenas recupere lo de la mesa, Vanitas (atrás de mi casa) que apenas vendí pero se rehusaron a publicitar mi negocio porque no les gusto, Tribu bazar en Querétaro, Puebla y las dos sedes en CDMX. He intentado con Mexicanitas (no contestan), y otros bazares de diseño en la Roma y Condesa (cuyos nombres no recuerdo, pero como no soy de "diseño" ni me contestan) y Libre Liebre que no me deja entrar porque ya hay otra chica que vende fundas y aparentemente pueden haber 20 personas vendiendo libretas, pero no dos personas vendiendo fundas. Los bazares son caros (alrededor de $2,000 por mesa y silla) y te recomiendo que vayas a verlos antes y si puedes, platiques con los que tienen su puestecito ahí. Consideramos Tribu el mejor bazar por la organización, accesibilidad y la publicidad que le hacen a tus productos, sin importar que hagas, en el mismo bazar te entrevistan, le toman fotos y videos a tus productos para subirlos a sus redes sociales y eso para mí es una buena inversión. OJO: nosotros no vamos a bazares para conseguir nuevos clientes, si no para que nuestros clientes puedan ir a ver qué hacemos y como lo hacemos, y a conocer que si hay personas detrás de la cuenta de Instagram y la tienda en línea.


15. Tener redes sociales es una monserga (la palabra es otra). No me malentiendan, me encanta estar platicando con ustedes y el chisme y conocer nueva gente para platicar de libros. El problema es que constantemente tienes que estar innovando, tomando fotos, subiendo stories, incluyendo a tus seguidores, contestando dms y ni me pregunten por hacer reels y videos. Hacer marketing en redes sociales es lo más pesado de tener un negocio en línea, y llega a ser de las cosas más importantes.


16. Invierte en un buen curso de Instagram/Tik Tok. Lo más importante que he aprendido de estos tres años es CONECTAR con tus seguidores y tu audiencia. La gente, aunque solo ande de chismosa, le gusta saber que hay alguien detrás de tu marca, que sea honesta con lo que hace y lo que dice. A mis clientes les encanta platicar de libros, de opiniones impopulares, hacer juegos en stories y votar por los nuevos modelos. INTERACTUAR con tus clientes es lo mejor que puedes hacer, y es lo que todo buen curso de redes sociales te va a recomendar. Tomar buenas fotos solo es la mitad del trabajo.


17. DISFRUTALO. Los días buenos son muchos, y con los clientes que tengo, son aun mejores. Siempre van a haber días malos, clientes que te gritan o disputas de cargos en Stripe, y en esos días es muy difícil recordar porque querías tener un negocio. Pero disfrútalo. Acuérdate de tus sueños y aspiraciones, de todos los malos jefes que has tenido, de todos los buenos clientes que aman tu trabajo y no dejes que los pocos días malos arruinen tu marca.

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tips for Reading in English.

So, this topic has been bothering me for a while now. As I've told you, my native language is much more English than Spanish (and if you've heard me get tongue tied in Spanish, you know this). I've al